Paz

Paz

Filipenses 4: 6-7

6 No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

La paz es la presencia misma de Dios en nosotros.Nancy 1.JPG

Y en momentos de espera la paz llega a ser algo tan necesario para poder seguir.  La realidad es que casi a diario pasamos por momentos de espera, porque a diario nos enfretamos a cosas ya sea con la familia, esperando cambios, en el trabajo, o con el dinero, o con la salud.  Siempre hay algo que estamos esperando.

Asi que siempre necesitamos la paz de Dios para no perder animo y para estar tranquilos.

Hay algo importantísimo que hay que notar de todo lo que les voy a decir y esto es que : no hay paz sin la presencia de Dios. Sin Dios no hay paz.

Porque Dios trae lo bueno a nuestras vidas.  Dios es bueno y de el podemos esperar lo mejor.

Jeremías 29:11: Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de ustedes, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperan.

Mateo 21:22 dice que todo lo que pidiéramos en fe lo recibiremos.

Yo estoy bien segura que cada uno de ustedes han orado y Dios les ha contestado y muchas de las ocaciones, mas aya de que esperaban.  Todavia mejor.

Se oirá muy atrevido lo que voy a decir, pero todos aquí hemos probado a Dios, que Dios es bueno.  Asi que al recordarnos esto en tiempos de espera o desanimo podemos tener paz.

La paz es algo que se debe de cuidar.   Porque la paz se nos va fácil si paramos de buscar a Dios y damos lugar al desanimo.  Luego empezamos a decir: no yo creo que ya no se hizo.  Yo creo que ya no se va a poder.

Y perdemos la paz porque en lugar de acercarnos mas a Dios nos empezamos a preocupar.  Y yo soy de las primeras que hace eso.  Es una debilidad muy grande que tengo: que soy muy preocupona.  Y le pido perdón a Dios cada vez que me preocupo porque en realidad, Dios siempre me saca adelante.  Y ya que pasa todo me quedo, ni para que me preocupe tanto si de todas maneras Dios me iba a ayudar.

Pero aun asi, les digo es una debilidad mia, y me preocupo y pierdo la paz.

Por eso les digo que tenemos que cuidar la paz y como se hace esto?

Perseverando en la presencia Dios.

Y como?
En oración

De nuevo les repito el versículo del principio.

Filipenses 4: 6-7

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias.

La oración nos da fuerza a nuestra fe y nos da animo para seguir adelante, aunque estemos esperando.  Cuando oramos Dios nos da sabiduría para ver las cosas positivamente y sabiamente también.

7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

La paz de Dios tiene la fuerza para fortalecer nuestro corazón y para dar tranquilidad a nuestra mente.  Dice que cuida de nuestros corazones y pensamientos en Cristo Jesus.

Cuando la migra detuvo a mi esposo yo no sabia donde estaba por varias horas, y yo me desespere mucho.  Y aunque oraba, pero estaba muy desesperada y preocupada.  Aun asi Dios nos contesto a nuestras oraciones y dejaron salir libre a mi esposo sin pagar fianza ni multa ni nada.

Dios contesta, y aun mas de lo que esperaba, porque yo lo que estaba pidiendo esque saliera con fianza, pero salio y sin pagar nada.  Y yo pensaba que se iba a tardar en salir como una a dos semanas, pero salio en menos de 3 dias.

En momentos dificiles, no nos podemos alejar de la presencia de Dios.  el mismo Jesus en su momento mas dificil  de toda su vida que fue cuando ya sabia que ya lo iban a entregar para ser crucificado, se fue a orar al Getsemani, y que lloraba y sudaba de tanto estres gotas de sangre. Que es algo que si llega a pasar por tanto estres.  Pero aun en su estres no dejo de estar en oracion.  Y Dios lo fortalecio.

Asi nos va a fortalecer Dios si nos mantenemos en oracion y no dejemos que nada nos inquiete.

Cuidemos la presencia de Dios en nuestras vidas y mantengámonos en comunicación, en lugar de dar espacio a pensamientos o sentimientos negativos, demosle espacio a la paz de Dios.

Vamos a estar en la presencia de Dios a traves de la oración en esta tarde.  Sabiendo que nos escucha y que podemos agradecerle de antemano su bondad y por todo lo bueno que viene para nuestras vidas.

Vamos a orar para poder ser fuertes de tal manera que podamos mantenernos en la presencia de Dios en oración constatemente para asi tener paz.

Advertisements

¡Sin dormir se vive mejor!

20150604_085011

¡Sin dormir se vive mejor!
15 de septiembre, 2016
Nancy Cordova

1 Tesanolisenses 5: 5-9

  1. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas.
  2. Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios.
  3. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan.
  4. Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo.
  5. Porque no nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo,

Pase por un café que decía 24 horas abierto, no dormimos y tú tampoco deberías. Y yo me quede pero si dormir es super bueno, nos ayuda tanto a nuestra salud.  Los órganos se desintoxican, nuestros cerebros descansan, y hasta de nuestras emociones, si descansamos mejor estamos de mejor humor.  Que mal esta eso que la gente no duerma.

Pero espiritualmente, que mal está que durmamos.  Es muy peligroso y hoy de eso quiero hablar y recordarnos a que nos Mantengamos despiertos.

Que pasa cuando alguien duerme

Físicamente sus sentidos están mucho menos alertas, no escuchan bien, no sienten, no están conscientes.

¡Hay algo gravísimo!!!…. cuando una persona está dormida espiritualmente no siente compasión, no siente amor.  A amarnos nos ha llamado Dios, tanto a Dios, a nosotros mismos y a los demás como a nosotros mismos.

Muchas veces les dijo Jesús a muchos levántate y anda.  A veces eso es lo que necesitamos también para despertar.  No se si a ustedes les pasa pero cuando yo me quiero despertar en la mañana pero no me levanto me vuelvo a quedar dormida y más difícil es despertarme después.  Entonces realmente no solo tenemos que ver la luz, sino también levantarnos de donde estemos y seguirla.  Seguir la luz, seguir a nuestro Dios.

¡Mantengamonos despiertos!

Seamos hijos e hijas de la luz, de la misma luz.  Mantente despierto y ama.

Refleccion #1 Septiembre 1, 2016.
Si esperas en Dios, entonces: ¡espera lo mejor!- Nancy Cordova
Jeremías 29:11: Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
Conocemos que Dios es bueno, y que todo lo bueno viene de Dios, entonces por consecuencia lo que esperamos de Dios es lo mejor, es bueno.  Solo esperamos cosas buenas de alguien bueno, o no?
Se dice fácil pero la realidad esque la espera es difícil.  La espera se convierte en una espera desesperadora y dejamos de esperar lo mejor, dejamos de esperar lo bueno, y dejamos, inconscientemente de esperar en Dios.
Se habla en la biblia en el libro de Daniel que hubo tres jóvenes que experimentaron un problemita pues medio grabe … esque los quería quemar vivos.  Esto durante el tiempo del exilio en babilonia de los hebreos en el tiempo del rey Nabucodonosor.  Pero estos tres jóvenes, que aunque se vieron en algo muy negativo, y lo que se esperaba lógicamente era que murieran, no dejaron de esperar en Dios.  En Daniel capítulo 3, ellos dijeron nuestro Dios puede librarnos.  Conocían a su Dios y de su poder para hacer eso y mas.  Esperaron lo mejor de parte de Dios, a pesar del problemota en el que estaban.
Dios no tiene mala memoria.  Dios esta al pendiente y su cuidado siempre esta con nosotros y siempre a favor de nosotros.  Siempre para nuestro bien.
Y va a llegar el dia, ese dia tan esperado que te sacaran de donde estas y estaras donde Dios te quiere poner.
Jeremías 29:11: Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.
(Has la siguiente oracion:  Mi Dios, fortalece mi fe en la espera.  Se que tu quieres lo mejor para mi, y espero en ti.  En Cristo Jesus, amen.)